Madres con experiencia – Little Corner

¿Quémo llevar ese pararnos los grande de la casaa los chiquitos de la casa para este gran cambio? fue lo primero que hiciste cuando supiste que te ibas de Venezuela?

Celebramos! Hoy día tener la oportunidad de irte a otro país de forma legal y con trabajo en mano es como ganarse el ticket dorado de Willy Wonka. Al minuto siguiente dije: ¨ohh ohhh! Cómo se lo diremos a la familia?¨ En especial a mi papá que para ese momento estaba muy enfermo y apreciando cada segundo con Lucca, su primer y único nieto.

Cuando se realiza ese primer viaje de búsqueda de casa, colegios, opciones de trabajo, ¿Cuáles consideras que son las claves para aprovechar el tiempo y el momento?

Soy de las que opina que se deben evaluar las posibilidades de casa y colegio con anterioridad, bien sea vía web  o pidiendo consejos a algún conocido en la nueva ciudad. De éste modo el viaje será para ir directamente a los lugares pre-seleccionados y tomar la decisión; dejando así un tiempo libre para disfrutar, conocer y tomarle cariño a  la nueva ciudad, pues ésa ilusión es lo que ayudará luego con el despecho y las despedidas.

Si pueden llevar a los niños mejor, para hacerlos partícipes de esas decisiones y así evitar la ansiedad de no saber cómo será su nueva casa o colegio.

¿Cómo crees que es la mejor manera de preparar a los chiquitos de la casa para este gran cambio?

Creo que hay cosas que podemos hacer para “preparar el terreno” más no hay garantía de que no sientan o les afecte el cambio.

Para mi lo más importante:

  • Hablarles siempre con la verdad y explicarle paso a paso lo que sucederá. Aún cuando nos parezca que están muy pequeños para entenderlo.
  • Involucrarlos en el proceso de mudanza y selección del nuevo hogar y colegio, para que sientan y sepan que su opinión cuenta en la familia.
  • Reforzar continuamente los cambios positivos que implicará ésta mudanza, para poder compensar lo negativo que siempre será el estar lejos de sus amigos y familiares.
  • Mantener en lo posible su rutina. Esto increíblemente les da tranquilidad y seguridad. Al fin y al cabo es un cambio menos que procesar.
Y en tu experiencia, ¿Cómo debemos prepararnos los papás?

Los padres debemos prepararnos el doble! Tenemos que aprender a dejar de lado nuestros temores o sentimientos de nostalgia para poder transmitirles a ellos mucha seguridad y tranquilidad.

Evitemos darles cambios adicionales. Hay que manejarlos uno a la vez. Por ejemplo: cambiarlo de cuna a cama, quitarl
es el pañal o el tetero, etc.

Por otra parte no podemos dar por sentado su reacción durante las primeras semanas, ya que tienden a ser positivas por sentirse como en ¨vacaciones¨. En mi caso, Lucca comenzó a expresar su rabia o tristeza por habernos ido de manera definitiva al segundo mes. Así que no hay que perderlos de vista y entender que ese momento siempre puede llegar.

¿Cómo llevar ese “inevitablemente doloroso” proceso de dejar a la familia en Venezuela?

Es fuerte! Aún estamos aprendiendo a vivir con la nostalgia.

No hay un día en que no deseemos ver a nuestros amigos o familiares. Pero a pesar de que nunca es igual, la tecnología es un gran aliado! Poder verlos y hablarles a diario ayuda muchísimo y no tiene precio.

Por otra parte, también ayuda recordar por qué nos hemos ido y entender que ver con menos frecuencia a nuestra gente es parte del sacrificio que debemos hacer


¿Cómo fue la adaptación a la nueva casa?

Como todo cambio, con cosas positivas y negativas. Pero me alegra decir que en nuestro caso ha sido buena. En la nueva casa Lucca tiene más espacio para jugar, tiene una bañera para su larga y divertida hora del baño, hay un parque al cruzar la calle y mami tiene su propia oficina en casa para darle más orden a Little Corner, así que estamos disfrutando todos de esos nuevos beneficios.

Lo malo ha sido que decidimos traernos de Venezuela nuestras cosas para que la nueva casa se siguiera sintiendo como nuestro hogar, pero van 3 meses y aún no llega! Así que me ha tocado hacer malabares para entretener a Lucca con los poquitos juguetes que trajimos en la maleta y para que siga comiendo sentado en la mesa sin su silla de comer jeje

¿Qué ha sido lo más bonito de emigrar?



Lo más bonito ha sido ver la sonrisa instalada en la carita de Lucca y en la de mi esposo. Cada vez que vamos al parque, al automercado, a un paseo escolar o damos una caminata nocturna nos sentimos libres, seguros y tranquilos con la decisión que tomamos.


Por otra parte, nos sentimos orgullosos y agradecidos por la solidaridad que caracteriza al venezolano dentro y fuera de sus fronteras. Es increíble ver cómo se han ido formando comunidades de venezolanos en varios países, que te reciben de brazos abiertos convirtiéndose en tu nueva familia.


Fotos: tomadas por Tilena Szepesi (instagram: @tilenasm


Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.