#MadresConExperiencia – La llegada de un hermanito (III)


Esta última entrevista fue a la querida Isa, una súper mamá de 4 niños con una educación ejemplar! tienen que conocerla para que vean en vivo lo que les digo jejeje, son niños activos como todos, pero muuuuuuuuy bien portados!!!



¿Cuál consideras es la principal recomendación en el proceso de la llegada de un nuevo hermanito/a?


¡Alma calma!  Cuando iba a llegar Marcela, mi segunda bebe, estuve mas asustada que con la primera, porque uno es primerizo hasta que te llega el segundo!


Marcela nació cuando María Paula tenía 1 año y 14 días, y si apenas estaba controlando la situación con ella, ¿más o menos como haría para atender ahora a dos? Me parecía algo imposible, y una situación de la cual definitivamente no saldría con vida.


Me fui dando cuenta que lo principal para que el ambiente estuviese tranquilo, es que yo mamá estuviese tranquila, serena y segura. Así poco a poco me fui serenando y entendiendo que primero: todo lo que pasaba en mi casa era normal y segundo: todo lo íbamos a superar, al final el tiempo pasa tan rápido, que los agobios diarios van quedando rápidamente en el recuerdo.


Así que me dedique a disfrutar de las primeras caminatas de una con las noches en vela de la otra.


En tu experiencia, ¿qué cosas se deben hacer y que cosas NO se deben hacer?

Cuando tuve a Marcela, en medio de la confusión, mi esposo y yo, decidimos que lo mejor sería que él se encargara de la noches de María Paula y yo de las de Marcela! Primer gran error!!!! María Paula empezó a rechazarme!!! No entendía porque yo ya no la cargaba para dormirla!


Entendí el consejo que te da todo el mundo, ¡Atiende primero a la(s) grande(s), el bebé no se da cuenta!


A partir de ahí tratamos de incluir a las mayores en todo lo que pudiesen ayudar con su nuevo(a) hermano(a). Y tratar que los cambios en las rutinas fuesen muy sutiles.


Rutinas!!! Las amo, lo hice desde que me lo recomendaron, le puse rutina a mi día, así en mi casa desde siempre han habido momentos claramente definidos, ayuda muchísimo a ambos bandos: a los padres porque siempre sabes que toca y a los chamos porque siempre tienen que hacer.


Pero la más importante de todas las rutinas, (porque esta familia depende de un binomio feliz, tranquilo y descansado) es que los chamos se acuesten temprano, ellos deben dormir completo y nosotros debemos tener un momento de tranquilidad, para hacer todo lo que falta, y para compartir entre nosotros dos.


Algo que me encanta hacer con las niñitas es dedicarle una tarde en exclusiva, así que cada una por separado tiene  una tarde a la semana o cada quince días para salir sola con mamá, hacemos la diligencia que esté pendiente y merendamos juntas.


Mis hijas esperan esa tarde con ansias, y a mí me sirve para disfrutar a cada una, conversar con tranquilidad y hacerla sentir única en una familia numerosa.


¿Para lo días de la clínica, que dinámica les funcionó para que los hermanitos se conocieran?






La hemos ensayado varias veces, y bueno, creo que se puede mejorar. =)
Lo que siempre hacemos es comprarles un regalo para dárselos en la clínica de parte de su hermano, este año que estaban mas grandes la pregunta era como hizo su hermano para comprar eso, y si efectivamente había salido de mi barriga con todo. =)

Siempre se han sentado en la cama conmigo, la vía, la herida y el bebé, para mi un poco tensionante, para ella
s la vida entera.

Cuando llegaste a la casa, con tu nuevo bebé e hijos,  ¿qué fue lo primero que hiciste?

Siempre he tratado de llegar tardecito en la noche, uno suele salir muy adolorida y cansada, por lo que el primer día en casa se presenta agotador. Así que prefiero llegar, cenar algo con ellas, acostar al bebe y acompañarlas a dormir. 



Aunque las duerma en su cama, cada vez que he llegado a casa con un bebe nuevo, sin excepción, terminamos  tooodos esa noche en mi cama, van llegando una a una. Dejo que se vuelvan a dormir allí y luego las trasladamos a su cuarto.

¿Cuáles son los momentos más críticos?


Para mi la rutina de la noche, porque se unen los horarios, no puedes dar pecho y a la vez dar cena, no puedes bañar niñas de 5, 4 y 3 años y que no se te retrase el baño del bebe. No puedes dormir a un recién nacido leyendo cuentos, cantando canciones o respondiendo las mil preguntas que se le ocurren a tus hijas mayores justo al momento de dormir.


…Y por eso es el momento en que mas agradezco la ayuda de José.


¿Alguna anécdota chistosa durante esos meses de ajuste?

Por supuesto! Con chamos siempre hay anécdotas, unas mas cómicas que otras, pero siempre hay.


Con la llegada de Fabián es la ocasión en que mas hemos experimentado los celos, porque Ame la mas pequeña ya tiene 3 años y le ha pegado mucho la llegada de su hermano. Un día preparándonos para el colegio temprano en la mañana, cuando la busqué para vestirla, la encontré metida en el moisés con su hermano!!!!! Como ven
mas que cómica… tragicómica!!! Menos mal que Dios protege al inocente!

—-

Me encantó también jajajaja morí de la risa con la pregunta de los regalos! jajaja y la loquita de Amelia metida en la cuna con Fabián jejeje.
Gracias Super Isa!!



Compártelo

1 Comentario

  1. Avatar
    Anonymous
    26 junio, 2013 / 2:05 am

    Felicidades Chavelita!!! lo estas haciendo muy bien.Estoy orgullosa de ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *